El miedo es un sentimiento que experimentamos ante a percepción de una situación de peligro inminente. Hasta ahí cumple su función y cometido que ha ayudado a la especie humana a perdurar desde nuestros antepasados hasta nuestros días. Pero, ¿Qué pasa cuando el peligro es parte del miedo? ¿Cuándo ese peligro no existe?.

…..

Las personas podemos llegar  a ser extraordinariamente hábiles e imaginativas creando peligros que justifiquen nuestros miedos y así poder “disfrutar” de ellos. Es una opción. Una opción que paraliza, bloquea, conforma, limita, impide, nos minimiza como personas, pero al fin al cabo, no deja de ser una legitima opción.

Hay otra opción, plantarle cara a los miedos. Ser valientes. Es la opción de empatizar con ellos. Si no empatizamos con nuestros miedos, no lo entenderemos y seguirán abusando de nosotros y nuestra vida estará limitada por esa falta de valentía.

No tengo miedo a perderte por que soy lo suficientemente valiente de volver a recuperarte. ¿Cuál es tu opción?

Escribe un comentario

EventosProcesos de selección